La del Flaco

RSS

Y qué más pues? Me sigues bloqueando algunas funciones en twitter, al menos escribe algo más.

Anonymous

No entiendo por qué te bloquea funciones en el tuirer, pero escribiré algo más muy pronto. Gracias por tus comentarios.

Enhorabuena

Bienvenvenido sea este espacio de este ser ilustre al que tengo el privilegio de llamar amigo, quién además de ser medio mamón, es culto y le gusta hacerse el interesante y estoy seguro que, algún día, verá la luz de la verdad y se volcará de lleno a lo que, a mi ver, es lo suyo lo suyo, la docencia a un elevadísimo nivel: el Kinder.

Un abrazo y enhorabuena.

Carlos H. González

...las sobremesas con los suegros? Estas casado?

Anonymous

No, no estoy casado. Pero mis amigos lo están y sé que necesitan temas de sobremesa.

I want to be a human being not a human doing

- 'Scatman' John Larkin, en su “Scatman's World”

El discurso del tartamudo

Jóvenes, ¿recuerdan aquel señor de amplio mostacho que parecía una mezcla entre Nietzche y el profesor de Química de la prepa, que cantaba una pegajosísima canción de la bendita música dance de los años 90’s que decía algo así como ‘Piii papa para pó’? Muy bien, pues dicho personaje nacido en California en el lejano año de 1942 bajo el nombre de John P. Larkin y cuyo nombre artístico fue Scatman John, siempre me resultó intrigante. Verlo en sus vídeos era divertido ya que parecía como si el más aburrido de nuestros tíos cantara charadas a ritmo Dance y nos acompañara a las “tardeadas” enfundados en nuestros Airwalk o Dr. Martens, a full con la camisa de franela y los jeans-bermudas, mientras él vestía esmoquin y bombín. Para nosotros, los pubertos de ese entonces, en eso consistían la equidad y la justicia social. Constantemente tuve la duda de cómo alguien así podía ser ícono de nuestra generación; cómo un señor con la pinta de ministro de iglesia podía triunfar a gran escala en la música dance. Ahora que sigue tan presente en algunos círculos, me sigo preguntando cuál es la historia de este hombre que a la edad de 52 años saltó a la fama mundial. Pues bien, jóvenes ilustres, esta es la historia.

Scatman John era muy buen pianista y se dedicaba al jazz. Como pasa en mucha gente, la música se convirtió en el refugio de John desde muy temprana edad ya que él era tartamudo, lo cual le trajo severas repercusiones en su desarrollo social de niño, orillándolo al hermetismo. Como él mismo lo dijo en una entrevista, “tocar el piano me dio una manera de hablar… Me escondía detrás del piano porque tenía miedo de hablar”. Aprendió a tocar a la edad de 12 años y dos años más tarde, inspirado en Ella Fitzgerald, Louis Armstrong y otros performers del Jazz, se inició en el scat singing, donde la voz funciona como un instrumento más y toma parte dentro del atrevido juego de improvisación musical que tiene el Jazz. Este tipo de improvisación vocal requiere de mucho entrenamiento y resulta ser mucho más complicado de lo que aparenta ser a primera vista (les incluí un link al final del post para que vean a Ella Fitzgerald en acción).

Durante los años 70’s y 80’s se dedicó a tocar el piano en varios bares de Jazz en Los Ángeles e incluso editó un disco homónimo bajo el nombre de John Larkin, mismo que no tuvo mucho éxito. Para él fueron tiempos de alcohol y drogas. Fue hasta que un buen amigo suyo, que también sufría problemas de adicción, falleció de cáncer, que John se decidió a salir de sus adicciones con la ayuda de su nueva esposa Judy. Al inicio de los 90’s deciden mudar su residencia a Berlín, Alemania, donde se dedica a hacer algunos gigs de Jazz y, por primera vez en su vida, se anima a acompañar a su piano cantando algunas de sus canciones. El cambio resultó ser bueno: empezó a recibir ovaciones de pie en sus presentaciones y su carrera comenzó a despuntar. Fue un día, poco después de una exitosa presentación, que Iceberg Records -una compañía disquera de Dinamarca- le sugirió combinar el scat singing con el febril ritmo Dance europeo de esos días. Corría el año de 1995 y Scatman John estaba por nacer.

Al principio, Larkin tenía miedo de que los escuchas se dieran cuenta de que tartamudeaba, así que por consejo de Judy, decidió que su primer sencillo ‘Scatman’ hablara directamente del tema. La letra tiene como intención inspirar a los niños tartamudos a superar su problema.

Everybody stutters one way or the other
So check out my message to you.
As a matter of fact don't let nothin' hold you back.
If the Scatman can do it so can you.
Everybody's sayin' that the Scatman stutters
But doesn't ever stutter when he sings.
But what you don't know I'm gonna tell you right now
That the stutter and the scat is the same thing.
Yo I'm the Scatman.

La recepción del tema por parte del público fue lenta al principio, pero al cabo de un rato ésta se volvió un éxito mundial, llegando al no. 1 de las listas y vendiendo más de 6 millones de singles en todo el mundo. A su primer sencillo, ‘Scatman’, le siguió ‘Scatman’s world’ y la edición de su primer album. Lo que vino después fue una verdadera fiesta: presentaciones en decenas de países, millones de copias vendidas, premios en Europa y Japón (donde se convirtió en algo así como un artista de culto, incluso existe un Scat-Ultraman en honor a él). Contaba que “en una presentación en España, los chicos gritaron durante cinco minutos cuando salí al escenario. No podía empezar la canción”.

Después de Scatman’s World, John lanzó dos discos más: ‘Everybody Jam!’ y ‘Take your time’, aunque ya no con el mismo éxito de antes. Solamente en Japón siguió teniendo el mismo nivel de ventas que en su primer album y a tal grado llegó el fenómeno Scatman en el país de Sailor Moon y Dragon Ball que durante un tiempo su rostro apareció en varios juguetes, peluches y latas de Coca Cola. Al poco tiempo de lanzar su tercer disco, se reveló que padecía de cáncer de pulmón y desoyendo las recomendaciones de sus médicos que le decían que le bajara a su ritmo de trabajo, tuvo que recibir tratamiento intensivo para evitar que empeorara. Poco antes de morir, con una actitud siempre positiva, declaró “Lo que sea que Dios quiera está bien para mí… He tenido la mejor vida. He probado la belleza”. ‘Scatman’ John falleció el 3 de Diciembre de 1999 en su casa de Los Ángeles.

John Larkin me deja un particular legado. Tuvo una infancia difícil, de aislamiento y rechazo social; vivió problemas de adicción, se mudó de país y, cuatro años antes de morir, se convirtió en estrella mundial. Editó tres discos y nunca dejó de tartamudear. Supo convertir su principal miedo, su mayor problema, en su mejor activo.

Scatman

http://www.youtube.com/watch?v=fEVUKofgNrU&feature=related

Scatman’s world

http://www.youtube.com/watch?v=qPhj5xXoGh0&feature=related

Ella Fitzgerald, lo mejor del Scat Singing

http://www.youtube.com/watch?v=PbL9vr4Q2LU

¿Qué te hace pensar que el lector es humilde?. No es mi caso. ¡Ya escribe el próximo post!.

Anonymous

Al lector soberbio y desconocido: Gracias por tu comentario. Ya estoy trabajando en el siguiente post!! Hoy lo publico.

Eso de La del Flaco ¿Es albur?. El Fere.

Anonymous

Prefiero pensar que es metáfora

Prologo

Jóvenes, habemus blog y como toda obra escrita que se digne de tener algo de seriedad, éste breve espacio de expresión (citando en cierta forma a Pablito Milanés) se merece un también breve texto de introducción.

En los libros, el prólogo funge como una herramienta para que el lector tenga una noción de lo que va a tratar el texto y pueda darse una idea de si le será satisfactorio o no el tema que se estará abordando. Además, este prólogo sirve también para conocer al autor y su obra, en caso de que éste no sea un autor conocido -lo cual es el caso de este autor-, lo que permite al lector familiarizarse con su proveedor de letras antes de entrar al ruedo con el libro.

Dicho lo anterior, me permito comentarles que nuestro naciente Blog (pedacito de mundo) abordará temas muy variados: iremos desde los típicos tópicos de los libros y la música, pasando un poco por deportes, cultura general y ocio, hasta tocar temas tan inocuos como las series de televisión o temas ominosos y polémicos como la religión o la política. El espíritu de este espacio será siempre tener un buen tema de conversación, para que así, cuando presente sea el momento en que estemos en una de esas situaciones donde la charla sea de vital importancia para el apropiado curso de la velada, no exista la necesidad de recurrir a la base universal de toda conversación casual (y aburrida): el clima.

En lo que respecta a este flaco y humilde autor, lo que necesite saber el también humilde lector se le será proporcionado a través de la sección de Preguntas que para bien he decidido habilitar. En dicha sección, podrán ustedes sentirse libres de lanzar sus cuestionamientos cual botellita de jerez al mar al respecto de cualquier tema. Meanwhile puedo compartirles que mi nombre es Risper, que estoy en la edad de los “tes” a punto de entrar en la de los “tas” y que escribir siempre ha sido mi espinita, gusto culpable y vicio reprimido (uno de los tantos que tengo).

Sea de su agrado este espacio.

San Francisco, CA. Una alternativa a la tipica foto del Golden Gate.

San Francisco, CA. Una alternativa a la tipica foto del Golden Gate.

Yo solo se que no he cenado

- Socrates, en ayunas.